El regalo de los insultos


Palabras de sabiduría de Paulo Coelho

Español: Paulo Coelho

Español: Paulo Coelho (Photo credit: Wikipedia)

Cerca de Tokio vivía un gran samurai, ya anciano, que ahora se dedicaba a enseñar el budismo zen a los jóvenes. A pesar de su edad, corría la leyenda de que aún era capaz de derrotar a cualquier adversario.

English: Armoured samurai with sword and dagge...

English: Armoured samurai with sword and dagger Français : Un samouraï en armure avec son épée et sa dague. Русский: Вооружённый самурай в доспехах, с мечом и кинжалом. (Photo credit: Wikipedia)

Cierta tarde, un guerrero, conocido por su total falta de escrúpulos, apareció por allí. Era famoso por utilizar la técnica de la provocación: esperaba que su adversario hiciera el primer movimiento y, dotado de una inteligencia privilegiada para captar los errores cometidos, contraatacaba con velocidad fulminante.

El joven e impaciente guerrero jamás había perdido una lucha. Conociendo la reputación del samurai, estaba allí para derrotarlo y aumentar así su fama.

Todos los estudiantes se manifestaron en contra de la idea, pero el viejo aceptó el desafío.

Fueron todos hasta la plaza de la ciudad, y el joven comenzó a insultar al viejo maestro. Arrojó algunas piedras en su dirección, le escupió a la cara, gritó todos los insultos conocidos, ofendiendo incluso a sus antepasados.. Durante horas hizo todo lo posible para provocarlo, pero el viejo permaneció impasible. Al final de la tarde, sintiéndose ya exhausto y humillado, el impetuoso guerrero se retiró.

Decepcionados por el hecho de que su maestro aceptara tantos insultos y provocaciones, los alumnos le preguntaron:

– ¿Cómo ha podido usted soportar tanta indignidad? ¿ or qué no usó su espada, aún sabiendo que podía perder la lucha, en vez de mostrarse cobarde ante todos nosotros?

– Si alguien se acerca a tí con un regalo, y tú no lo aceptas, ¿a quien pertenece el regalo? preguntó el samurai.

– A quien intentó entregarlo – respondió uno de los discípulos.

– Pues lo mismo vale para la envidia, la rabia y los insultos – dijo el maestro.

Cuando no son aceptados, continúan perteneciendo a quien los cargaba consigo. .

Advertisements

About suletta

Fell in love again at age 50! And followed my man to Zanzibar, for him to set up a dairy farm. I managed to travel into Africa a few times in my life, always loving it and experience the "fever" that grips you on African soil - the one that especially the Europeans now and in years gone by, suffer from. Except I am an African by birth - a South African. A Mzungu.So I discovered at this late stage in my life (not that I feel old!) that some people find my babblings about life interesting, and I quote: "live their lives vicariously through me".
This entry was posted in Love and Life and tagged , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s